miércoles, 20 de marzo de 2013

Lobos en peligro de extinción



Si alguien nos llega a decir a principios del pasado mes de agosto que el Wolverhampton Wanderers iba a estar penúltimo y en zona de descenso a falta de ocho jornadas para acabar la temporada regular le habríamos tildado de loco.

La directiva del Molineux confió este proyecto al técnico noruego  Stale Solbakken que tenía la misión de devolver a los Wolves a la Premier League. Su curriculum no era nada malo con cinco ligas en Dinamarca y sobre todo con su gran temporada en Champions League en la temporada 2010/11 cuando metió al Copenhague en octavos de final, aquello fue toda una gesta.

El equipo se vio obligado a vender jugadores tras su descenso de categoría y pesos pesados como Guedioura (Nottingham Forest), Kightly (Stoke City), Fletcher (Sunderland) y Jarvis (West Ham) se marcharon del club dejando en las arcas del Molineux más de 30 millones de euros.

Con ese dinero los Wolves ficharon y invirtieron bastante en jugadores como Bakary Sako, Tongo Doumbia, Margreitter, Boukari o Sigurdarsson. Me atrevería a decir que sólo los dos primeros han rendido a un buen nivel. También llegaron jugadores cedidos como el polaco Slawomir Peszko, Frank Nouble o Jermaine Pennant que por uno u otro motivo tampoco han funcionado.

La aventura de Solbakken en el banquillo del Wolverhampton acabó la noche de reyes, aquel 5 de enero el equipo cayó derrotado en FA Cup por 1-0 con el Luton Town que actualmente milita en Conference National, también fueron destituidos sus dos ayudantes Johan Lange y Patrick Weiser.

Con el equipo en el puesto 18 la directiva se fijo en el galés Dean Saunders que por aquel entonces dirigía al Doncaster Rovers en League One, llegaron a un acuerdo rápidamente y debutó el 11 de enero en un 1-1 ante el Blackburn Rovers.

Con Saunders el equipo no mejoró y aunque parecía imposible los resultados empeoraron, la primera victoria con el galés en el banquillo no llegó hasta el pasado 5 de marzo (casi dos meses después de su debut ) en un 0-2 en The Den. Con la agónica victoria del sábado el balance del Wolwes con Saunders en el banquillo es de 2 victorias, 5 empates y 5 derrotas, la consecuencia de todo esto es que el equipo está en descenso y a la deriva.

En el mes de enero el Wolves ha intentado mejorar el equipo y ha repescado al delantero Cassidy que estaba haciendo una gran temporada en el Tranmere Rovers donde jugaba cedido , ha reforzado su defensa con el letón del Reading Gorkss y ha conseguido la cesión de una joven promesa del Liverpool, Jack Robinson.

Estos jugadores se unen a una plantilla que reúne una nómina de futbolistas de bastante nivel que debería estar luchando por otros objetivos, en defensa cuenta con hombres muy curtidos como el irlandés Stephen Ward, Roger Johnson, el escocés Chris Berra o el irlandés Kevin Foley por nombrar los que más minutos están teniendo. Los jóvenes Danny Batth y el recién llegado y indiscutible Jack Robinson también aportarán frescura y claridad de ideas a la zaga del Wolwes.

En medio campo los jugadores más habituales son Karl Henry, Jamie O´Hara, David David, Tongo Doumbia y el polaco Peszko aunque este último se ha perdido bastantes partidos debido a una inoportuna lesión y ya es difícil que recupere la titularidad.

Otro jugador del que se esperaba mucho y esta temporada apenas ha podido demostrar nada debido a las lesiones es el irlandés Stephen Hunt, el pasado sábado jugó casi una hora y puede ayudar al equipo en este tramo final de temporada.

Ahora vamos con dos de los jugadores más importantes de la plantilla que se lesionaron el sábado ante el Bristol City y que pueden perderse lo que resta de temporada. Os hablo de David Edwards que tiene un golpe en el pie y el francés Bakary Sako que suma 9 goles y tiene dañado el tendón de la corva.

Con la baja del Ex jugador del Sant Ettiene Sako la responsabilidad del gol va a recaer en cuatro jugadores, Ebans Blake ya sabe lo que es ser pichichi en la championship,lo logró en la 2007/08 y 2008/09, esta temporada lleva 12 goles y es el pichichi del equipo. El sábado hizo el gol del empate ante el Bristol City mostrando el camino de la remontada, de su estado de forma dependerán muchas de las opciones de estos Wolwes.

El otro hombre gol debe ser el irlandés Kevin Doyle, un jugador que cumple su cuarta temporada en el Wolverhampton y con mucha experiencia en Premier League. Con el Reading hizo 18 goles en Championship en las temporadas 2005/06 y 2008/09 y marcó 13 en Premier League en la 2006/07. El sábado marcó el gol de la victoria ante el Bristol City pero sólo suma 6 goles, el equipo necesita mucho más de él.

Como actor secundario debe aparecer el islandés Sigurdarson que llegó el pasado verano como una apuesta personal de Solbakken. Los Wolves pagaron 3 millones de euros al Lillestrom noruego pero de momento su bagaje es muy pobre, 4 goles.

El cuarto en discordia es el joven Jake Cassidy que fue cedido en verano al Tranmere Rovers donde ha marcado 11 goles en 26 partidos. Gracias a estos buenos números el Wolves lo repescó en enero y ha participado en cinco partidos sin anotar ningún gol.

Para finalizar con este análisis del Wolverhampton tengo que hablar de su portero Carl Ikeme que el pasado sábado protagonizó un fallo calamitoso en el partido ante el Bristol City que le costó un gol a su equipo. El portero tuvo una bronca en el vestuario con su técnico Dean Saunders y según se comenta dio un puñetazo a una pizarra donde se escriben las tácticas y alineaciones rompiéndose la mano, con toda seguridad será baja lo que queda de temporada.

Ahora la responsabilidad de defender el marcó de los Wolves caerá en el holandés Dorus De Vries. Aquí os dejo la esperpéntica acción del portero Ikeme que casi le cuesta la derrota y el descenso a su equipo, es una jugada que resume la temporada de los del Molineux.


Este es el Wolverhampton que tiene ocho partidos para intentar salir del descenso y evitar el descenso a League One, su calendario no es fácil y deberá enfrentarse a Middlesbrough, Birmingham City, Bolton Wanderers, Huddersfield Town, Hull City, Charlton Athletic, Burnley y Brighton Hove Albion.

Dean Saunders ha comentado en la web oficial del club que están buscando cesiones para este tramo final de temporada, sobre todo quieren cubrir las bajas de Edwards y Sako y no se descarta la llegada de un portero. Estaremos pendientes de lo que sucede con este Wolverhampton que se juega la vida en los próximos ocho partidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario